Buscar

Prevención de conflictos individuales, familiares y sociales.


Prevención de conflictos

No quiero sesgar en ningún momento mi opinión acerca de lo masculino y femenino, lo comento porque el tema tiende a ser muy sutil y se puede prestar para malas interpretaciones como muchos temas en la vida si quien opina al respecto, de antemano no tiene “buenos ojos” … Mi intención al respecto de este tema, siempre será con absoluto respeto y neutralidad, así que si de pronto dejó que se asome un atisbo de “desventaja” te doy mi palabra que no es mi intención y me declaro aprendiz constante y por supuesto, te ofrezco disculpas de todo corazón de antemano.


Así que sí, es verdad, yo también soy una consecuencia de ese machismo, que en muchos países sobre todo en el mío (México) ha generado estragos, sin embargo intentó a toda costa compensar y no propiamente revertir esa desventaja implícita, por el bien de todos…

Pues bien, entrando en el tema de lleno, quiero comentarte que la personalidad sí se puede diseñar o construir y modificar casi a placer… Tengo la convicción de que la prevención y aceptación son la mejor manera de lograr una subjetividad, familia, sociedad y mundo mejor…


Muchas personas que saben lo suficiente acerca de género, opinan que ello, en algunos casos es impredecible, incluso hay quien opine que surge de vidas pasadas y que por esas vidas, actualmente su género no coincide con su sexo. Sin embargo, quiero hacer hincapié al respecto, según lo que menciona lo teórico-académico y es: Que todas las veces, el género tiene una explicación lógica y sí, ciertamente inconsciente, pero no con raíz en vidas pasadas… Un concepto llamado: “Pre representaciones parentales”, es lo que define de forma inconsciente los géneros desde los progenitores y/o tutores, incluso antes de la concepción de un ser humano; también inconscientes son muchos rasgos de personalidad y factores que construyen la subjetividad y generan una buena calidad de vida, no tan buena o excelente, hablando de cualquier perspectiva de la realidad…


Es por lo anterior que la prevención me parece sumamente importante, incluso imprescindible…

De hecho, tenemos la oportunidad de saber y prever exactamente, cuáles son los factores que intervienen al respecto de uno u otro rasgo de personalidad. Además, con la adecuada prevención, la gran mayoría de los conflictos personales e interpersonales, no existirían o serían mínimos. Quiero comentarte, que para nada se trata de ciencia ficción, sino de una perspectiva primermundista… Así es, es posible y es de primer mundo. Se puede saber exactamente y con antelación, cuáles son los factores a los que hago referencia.


De hecho, cuando tuve la oportunidad de tener a mi cargo el área de salud mental de la alcaldía más grande e importante de la Ciudad de México, que para algunos es la ciudad más grande del mundo, estudiantes de La Universidad Harvard, vinieron a una de nuestras clínicas de prevención de adicciones, a aprender sobre los factores pilares que descomponen a los individuos y a la sociedad. Leíste bien: “Prevención” y “Universidad Harvard”, por supuesto todo ello se da a conocer como prevención de adicciones, para fines presupuestales explícitos y específicos, sin embargo, obviamente, al prevenir adicciones, se están previniendo conflictos individuales e interpersonales, familiares y por supuesto sociales a corto, mediano y largo plazo…


Hablando de salud integral, obviamente tenemos que hablar de “conflicto” y no es noticia nueva para nadie que la raíz de todo conflicto humano se encuentra o surge en la psique humana y más específicamente en algunos factores puntuales que se han estudiado y a su vez, se ha comprobado su eficacia en la cotidianidad de los sujetos de estudio y no estamos hablando de uno o 2 sujetos, sino de cientos de miles de personas de todas las edades al interior y al exterior de las familias. La prevención es posible y repito, no sólo de adicciones sino de cualquier conflicto personal o interpersonal a cualquier escala.


Luego entonces, sin restarle complejidad al concepto de subjetividad, personalidad o cultura, cualquier forma o manera de ser, es prácticamente previsible y por ende, no habría por qué debatir acerca de ninguna cuestión ideológica, política, cultural o particular por simple o compleja que parezca…


El 99% de la población mundial podría opinar, que todos los conflictos mundiales pueden seguir empeorando y si no, jamás se podrán solucionar, porque se trata de cuestiones multifactoriales y extremadamente complejas e imprevisibles, sin embargo te puedo asegurar con certeza absoluta y sin temor a equivocarme, que existen puntos específicos a considerar, para minimizar al máximo y prevenir cualquier conflicto. Por ende, hay cuestiones que si no se atienden desde el presente, cuando son una ligera molestia o duda, por supuesto se convertirán en un trastorno mental, de personalidad o psicopatología, que luego derivarán en conflictos emocionales, individuales, interpersonales, sociales, políticos, religiosos; incluso me refiero a la corrupción, la pobreza extrema, las guerras y todo tipo de delitos o relaciones de poder que llevan implícito: rol de género, desventaja, sumisión, resentimiento, falta de empatía, transgresión, abuso, desacuerdos y en general, “el conflicto” en toda la extensión de la palabra, hablando de una persona, dos o muchas más.


Los temas que la Universidad Harvard vino a aprender de nosotros, actualmente están plasmados en videos y audios que pueden ser tuyos, pero si además, enfatizamos en ti y/o los tuyos en consultas, te puedo garantizar que lograrás vivir la vida de tus sueños y asombrosamente en muy poco tiempo.


Por si fuera poco, podrás saber con total convicción, “que sí y que no” desde el presente y a futuro acerca de ti y las personas que más amas. Estoy sumamente convencido de que la aceptación y prevención son el mejor camino para tener la vida de tus sueños; problemas como seres humanos, siempre habrá, pero existe una abismal diferencia entre saber y no saber reducirlos al máximo y preverlos o no…


66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo